Archivo de la categoría: Menores

Rueda de Prensa y Convocatoria reunión

Martes 21 de noviembre de 2017
18,30h Rueda de prensa sobre la presentación de la Denuncia Colectiva
19h Reunión de la Asociación

 

CENTRE CÍVIC URGELL

C/ Comte d’Urgell, 145, 08036 Barcelona

(la asistencia es gratuita)

El próximo  martes 21 de Noviembre, se presenta ante las instancias jurídicas competentes la Denuncia Colectiva contra el Sistema de protección de la infancia y la adolescencia. (Más información)

Por ello, a la hora indicada más arriba convocamos a todos los medios de comunicación para explicar esta iniciativa. Asistirá Enrique Vila, abogado, responsable de la dirección jurídica de esta iniciativa.

Posteriormente tendrá lugar una reunión de Aprodeme, con los siguientes temas:

– Pasos a dar tras la presentación de la Denuncia
– Puesta en común  de experiencias y asesoramiento. Para ello asistirán, además de Enrique Vila,  Silvia Cuatrecasas, abogada, y Marisol Ramoneda, psicóloga.
– Propuestas de actuaciones (comentaremos la iniciativa de dar continuidad mensual a nuestras reuniones)

Por favor confirmad asistencia.

Si no puedes asistir a la reunión, puedes hacer llegar tus comentarios y propuestas a la dirección que se indica.

Para cualquier sugerencia o consulta: Francisco Cárdenas,

asociaciondefensamenores@gmail.com
Teléfono: 661 495 21

 

 

Anuncios

El sistema de protección de menores no funciona

Tenemos un sistema de protección de menores que tiene serias carencias. El artículo siguiente evidencia que cuando el sistema se ha tensionado con la llegada de muchos menores no acompañados, todas las alarmas se han encendido.

Si el sistema funcionara podría reaccionar mejor ante situaciones extremas como la que se denuncia en este artículo. La situación política y social que estamos viviendo no puede ser excusa para no afrontar de una vez la reforma tan necesaria. Ni los menores acompañados, ni el resto de menores, ni sus familias, podemos esperar más.

Leer Editorial del Periódico “Menores ‘alojados’ en la Ciudad de la Justicia”, 8 de noviembre de 2017

Leer reportaje “Los menores extranjeros desbordan un sistema de protección ya colapsado”, El Periódico, 8 de noviembre de 2017

Dos interesantes actos sobre menores, en Barcelona

Esta semana pasada he podido asistir a dos actos sobre los derechos y la protección de menores, muy interesantes los dos aunque por motivos bien diferentes.

En el organizado por el Centro de documentación de servicios sociales, destacaré la intervención de Beatriz Llorca, letrada de la DGAIA, cuando comentaba que entre la teoría y la práctica hay mucha distancia. Habló de “decepción”, de que a los menores no se les escucha ni participan, de “desprotección de la protección”.

En su intervención, el profesor de derecho Isaac Ravellat explicó cómo en Chile, y también en otros países, es un juez el que determinada el desamparo, no la Administración como ocurre en nuestro país. El debate posterior en relación a ese tema muy enriquecedor, con buenas aportaciones también de la abogada Pilar Tintoré, del Colegio de Abogados.

En el otro acto, organizado por el ECAS sobre políticas familiares en Cataluña, demasiada autocomplacencia, aunque buena teoría.

Dimite el director general de infancia en Catalunya

Ricard Calvo, máximo responsable de la Dirección General de Atención a la Infancia y Adolescencia en Catalunya ha dimitido. No es una noticia buena ni mala porque el problema sigue siendo el sistema de protección de menores que tenemos.

Es la constatación de su incompetencia para poder trabajar por un sistema más justo. Sistema que reclamamos cientos de familias.

Pocos días antes de la dimisión me envió un escrito que demostraba una vez más su incapacidad para enfrentarse a un sistema (con nombres y apellidos) que necesita reformas radicales y urgentes. Ojalá su sustituto empiece por fin a trabajar en esta línea.

Leer noticia

Independencia y protección de menores

Asistimos últimamente a un intenso debate. Para unos, una futura república catalana nos permitirá disponer de los instrumentos que no tenemos ahora para ser una sociedad mejor. Lo expresan, por ejemplo, con pancartas en los balcones en las que se lee “república = bienestar social“. Para otros, si ese nuevo escenario se produjera, poco menos que las diez plagas caerían sobre los catalanes: ni cobraríamos pensiones, ni nos querrían en Europa.

Seguramente ninguno de los dos extremos tendrá razón, como suele ocurrir cuando se habla desde las entrañas. O desde el corazón. En cualquier caso, creo que sería importante que se dieran argumentos, sobre todo en una época en la que la credibilidad de nuestra clase política está en su momento más bajo.

Me referiré a la protección de la infancia y la adolescencia en Catalunya. Nuestro sistema presenta desde hace muchos años serias deficiencias que ahora están siendo denunciadas por asociaciones, sindicatos, entidades, expertos, casi todos los grupos políticos, el Síndic de Greuges, como recogen casi a diario los medios de comunicación.

Las competencias en este ámbito están transferidas, en lo esencial, a las comunidades autónomas. Es decir, Catalunya ya podría empezar a plantear un nuevo modelo más justo, que creyera más en las familias,que las ayudara, que no centrara tanto esfuerzo en retirar menores de sus familias para llevarlos a centros que con demasiada frecuencia no cumplen su función. Que trabajara más la prevención en vez de centrarse básicamente en la intervención, traumática casi siempre. Un sistema que queriendo evitar un daño genera otro todavía mayor. No hace falta un nuevo escenario político para empezar a construir ese nuevo modelo. Podemos empezar ya, hoy. Quizá así se daría credibilidad a muchas cosas. Se generaría confianza en quien hoy se empeña en mantener un sistema que prefiere pagar 4.000 euros al mes por un menor en un centro a dedicar esa cantidad, o menos, a ayudar a su familia.

Existen modelos en otros países, echemos una ojeada a cómo lo hacen por ahí. No vaya a ser que si algún día llegamos a Ítaca alguno se pregunte si mereció la pena el viaje.

Francisco Cárdenas es presidente de la Asociación para la Defensa del Menor, Aprodeme.

Ver aquí:

El sistema de protección de menores, queda mucho por hacer

Publicado en El Periódico de Catalunya, 30 de mayo de 2017

Están apareciendo estos días  muchas noticias que evidencian que nuestro sistema de protección de menores no funciona y necesita reformas urgentes. Aflora, por fin, un problema que tenemos como sociedad.  Un problema que afecta a cientos de familias y denuncian muchas entidades sociales.

Pedimos que la reacción de la Administración responsable no sea la de negarlo todo y enrocarse con la excusa de que son errores puntuales. Y, si somos críticos con los medios cuando no cumplen nuestras expectativas, también hemos de felicitar en este caso a EL PERIÓDICO por su denuncia rigurosa. Entre todos hemos de conseguir un sistema más justo.

Denunciar el problema y ser conscientes de él es el primer paso para solucionarlo. Queda mucho por hacer.

Francisco Cárdenas, presidente de Aprodeme.

Ver aquí

Ver reportaje reciente

Sobre el acogimiento de menores

El gobierno de Cataluña, a través del ICAA (Instituto Catalán de Acogimiento y Adopción), ha anunciado el incremento de las ayudas que se dan a familias que acogen menores como alternativa a su ingreso en un centro. Desde hace unos meses se vienen haciendo campañas para fomentar esta alternativa. Los responsables de estos organismos harían bien en preguntarse por qué cuesta tanto encontrar familias que quieran acoger. Es algo que no se termina de entender en una sociedad tan profundamente solidaria como la nuestra.

Quizás muchas  familias que acuden a APRODEME, la Asociación para la Defensa del Menor, tendrían respuestas: son familias que han acogido menores y que se sienten maltratadas por la Administración, meros instrumentos. Personas muy críticas con un sistema que conocen bien,  que no genera confianza y que está siendo seriamente cuestionado desde muchos ámbitos, incluidos el judicial o el político.

Bienvenido sea el incremento de ayudas o las campañas de información, pero la solución para estos menores no vendrá por esa vía. Es urgente repensar nuestro sistema de protección porque ahora es casi exclusivamente intervencionista,  y dedicar muchos más esfuerzos a la prevención y ayuda a las familias. No se entiende que nuestro sistema prefiera gastar 4.000 euros al mes en un menor ingresado en un centro, antes que dedicar esa cantidad, o mucho menos, a ayudar a la familia con dificultades.

Francisco Cárdenas

Presidente de APRODEME,  Asociación para la Defensa del Menor

 

Publicado en:

La Vanguardia, ver aquí

El Periódico de Catalunya, ver aquí

El Punt Avui, llegir aquí

Diari Ara, llegir aquí