Destapamos las prácticas negligentes de “Asuntos sociales”

Las alumnas del Instituto Can Vilumara, de l’Hospitalet de Llobregat, han diseñado esta campaña que nace de las vivencias personales de algunas de ellas con la Administración. La total vulnerabilidad en la que se encuentran muchas personas frente a una gran máquina que funciona y que cuando se inicia es casi imposible parar.

Se han centrado en la Administración responsable de la protección de la infancia y la adolescencia en Catalunya (DGAIA), aunque la realidad es la misma en toda España, por ser la que ejerce una mayor violencia institucional y estructural.

El objetivo es visibilizar las injusticias y actuaciones negligentes llevadas a cabo por estas instituciones.

Como ellas dicen, es un proceso abierto y que empieza ahora, en el que cualquier persona interesada puede participar.

ACCEDER AQUÍ A LA WEB DE LA CAMPAÑA

La ley del menor no aborda la violencia institucional

En esta nueva entrevista para Euronews denunciamos la violencia institucional en nuestro Sistema de protección de la infancia y la adolescencia.

Lo hacen también jueces en sus sentencias, otras entidades, expertos…

La denuncia internacional seguirá en otros medios

Comentario sobre la nueva ley de protección a la infancia

El Congreso de los diputados ha aprobado la Ley de protección a la infancia frente a la violencia, la llamada ley Rhodes. Es una buena noticia y un importante paso adelante, pero sólo el primero. Nuestro sistema de protección de la infancia y la adolescencia está muy cuestionado y necesita una reforma urgente. Esta ley aborda básicamente una de las violencias, la relacionada con los abusos sexuales. Pero no aborda, por ejemplo, la violencia institucional, la que el sistema ejerce cada día contra miles de familias a las que retiran sus hijos sin ningún tipo de control judicial. Quieren evitar un daño y generan otro todavía mayor. Hay que continuar con la reforma de nuestro sistema para hacer que de verdad ayude a las familias. Dinero hay, porque ahora un menor ingresado en un centro cuesta más de 4.000 euros al mes. Falta voluntad política para cuestionar un sistema complejo, con muchos intereses, con demasiados vicios del pasado. Ojalá esta Ley sea el primer paso para una profunda reforma del sistema.

Publicado el 19 de abril de 2021 en El Punt Avui

Publicado el 19 de abril de 2021 en el diari Ara

Publicado el 20 de abril de 2021 en El Periódico

otra sentencia demoledora contra la dgaia

Con fecha 21 de enero de 2021 se ha dictado una nueva sentencia contra la DGAIA. En ella se hace un análisis muy detallado de la manera de actuar de la Administración: vulneración de derechos fundamentales, poco rigor en los informes, incongruencias, decisiones ya tomadas que se han de justificar, ninguna oportunidad para los padres… Es un auténtico varapalo a la Administración. Si todos los jueces entraran con el mismo grado de detalle en el tema habría muchas más sentencias como esta.

En dicha Sentencia la jueza dice literalmente cosas como:

De la lectura de estos documentos (los informes de la DGAIA) puede concluirse que pudiera ser que primero se toman las decisiones respecto a los menores, se ejecutan y luego se documentan, eliminando así la posibilidad de alegaciones previas.

“La DGAIA ha aportado de forma parcial, desordenada (los informes)” Y desgrana con detalle el caos, incongruencias, galimatías… que la documentación de la DGAIA supone.

“Se evidencia vulneración del derecho de defensa… y vulneración del derecho de los menores…dado que los poderes públicos administrativos han efectuado una injerencia en el derecho a la vida familiar de los niños, sin garantías y sin la posibilidad de que sus progenitores biológicos defendieran sus intereses”

Otra incongruencia del sistema de protección de menores: a partir de los 18 ya no interesan

Hamza Iouazgui era un joven que había sido tutelado por la DGAIA y se ha suicidado. Al cumplir los 18 la Administración ya no quiere saber nada.

Es una más de las incongruencias del sistema de protección. Cuando muchas madres y padres luchan por sus hijos, a los que no pueden ver porque la DGAIA les retira la tutela, la respuesta es que se esperen a los 18 años, que como para entonces la DGAIA ya no tiene competencias por ser mayores de edad, entonces los podrán ver.

Esa es, por ejemplo, la respuesta que me están dando a mí desde hace casi 12 años (y eso cuando responden): que me espere a los 18 años.

No entienden que para entonces el mal ya está hecho, que el daño a ese menor es muchas veces irrecuperable, como en el caso de Hamza.

Ver aquí la noticia

Programa de Radio4 sobre protección de menores. La Administración insulta a las familias.

En este programa de radio (en la preparación del cual he tenido ocasión de participar activamente) se analiza el actual funcionamiento de la DGAIA. Testimonios estremecedores y un análisis muy claro de una abogada experta que pone en evidencia los errores del Sistema.

También participa David Rodríguez Abellán, vocal de la Junta de Govern del Col·legi Oficial de Treball Social de Catalunya, para el que la solución a todos los errores y deficiencias que se denuncian es «más de lo mismo». También él se niega a escuchar a las familias afectadas.

Y por último interviene la directora general de la DGAIA, Ester Cabanes. La propia presentadora le dice varias veces que lo que está explicando no es verdad. Que las cosas no son como ella está contando. Y lo que es muy grave: ofende e insulta a las familias cuando dice que las retiradas son siempre por casos graves de maltrato o abusos, entre otras muchas valoraciones que además de poca empatía demuestran que para ella las familias son siempre las enemigas.

El programa se titula «Falla alguna cosa en la DGAIA?». Creo que la respuesta después de escucharlo es evidente.

Escuchar aquí el programa

Reunión de APRODEME

Ayer miércoles, 25 de noviembre de 2020 tuvo lugar una reunión general de APRODEME. Pudimos compartir testimonios valientes y desgarradores, o reflexiones y propuestas muy constructivas.

Constatamos una vez más los graves errores que este Sistema de Protección de la Infancia y la Adolescencia comete a diario, y la necesidad de una reforma en profundidad. En APRODEME seguiremos trabajando con más ganas que nunca para que sea así.

Podéis hacer llegar vuestros comentarios y aportaciones al correo: asociaciondefensamenores@gmail.com

Participando en la reunión

Escrito publicado en prensa sobre el acogimiento de menores

Es irritante ver cómo la Administración (en este caso DGAIA e ICAA en Catalunya) retira menores a las familias y luego no sabe qué hacer con ellos. Por eso envié esta reflexión a los medios (acceso a la publicación). Aquí tenéis el escrito original y su traducción al castellano:

Acolliment de menors

Estem veient aquests dies diferents iniciatives i campanyes que busquen promoure l’acolliment familiar de menors que ara viuen en Centres. En elles s’assenyala que hi ha 45.000 menors a tota Espanya que no tenen una família on créixer i s’apel·la a la nostra solidaritat perquè això no sigui així. Però això és cert només per a un petitíssim percentatge de tots aquests nens. La immensa majoria sí que té una família. Una família que ha vist com li arrencaven als seus fills de la mà per portar-los a aquests centres.

Davant de qualsevol dificultat i per inversemblant que sembli, el Sistema de protecció de la infància i l’adolescència, lluny d’ajudar a la família decideix separar el menor, que serà des de llavors tutelat i arrencat a la força dels seus pares.

Acollir un menor a casa teva és una tasca lloable i necessària en alguns casos, però el millor lloc per a un nen sempre serà la seva família. Necessitem canviar el sistema de protecció actual, privatitzat en la seva gran majoria, sense control de cap tipus, que instrumentalitza a les famílies. Un sistema que genera (en menors i en adults) molt més mal de què pretén evitar. Un sistema molt qüestionat on es mouen molts interessos que cap responsable s’atreveix a qüestionar. És urgent.


Acogimiento de menores

Estamos viendo estos días diferentes iniciativas y campañas que buscan promover el acogimiento familiar de menores que ahora viven en Centros. En ellas se señala que  hay 45.000 menores en toda España que no tienen una familia donde crecer y se apela a nuestra solidaridad para que esto no sea así. Pero esto es cierto sólo para un pequeñísimo porcentaje de todos estos niños. La inmensa mayoría sí tiene una familia. Una familia que ha visto cómo le arrancaban a sus hijos de la mano para llevarlos a estos Centros.

Ante cualquier dificultad y por inverosímil que parezca, el Sistema de protección de la infancia y la adolescencia, lejos de ayudar a la familia decide separar al menor, que será desde entonces tutelado y arrancado  a la fuerza de sus padres.

Acoger a un menor en tu casa es una tarea loable y necesaria en algunos casos, pero el mejor sitio para un niño siempre será su familia. Necesitamos cambiar el sistema de protección actual, privatizado en su gran mayoría, sin control de ningún tipo, que instrumentaliza a las familias. Un sistema que genera (en menores y en adultos) mucho más dolor del que pretende evitar. Un sistema muy cuestionado donde se mueven muchos intereses que ningún responsable se atreve a cuestionar. Es urgente.